La mancha de petróleo llegó a las paradisíacas playas de Brasil: ya contaminó 7.400 kilómetros de costas

Fecha de publicación: 21/10/2019 04:54:00 p.m.
Fuente: Infobae

El derrame de crudo de origen desconocido ya afecta a Porto de Galinhas, la Playa de Suape y el Cabo de Santo Agostinho, en el litoral sur de Pernambuco. 

También llegó a los estados de Alagoas, Ceará, Piauí, Maranhao y Sergipe.

Por Eleonora Gosman

Desde San Pablo- Derrames de petróleo de origen desconocido, que comenzaron hace ya un mes y medio, esboza un desastre ambiental sin precedentes en las playas atlánticas brasileñas. Son 7.400 kilómetros de costas y la tercera parte, unos 2.000 kilómetros, están con sus arenas contaminadas por las manchas negras y oleosas.

Desde que comenzó el desparramo del combustible, nadie pudo aun determinar de dónde procede semejante cantidad de crudo. Apenas se supone que pudo proceder de un barco. Permanece en el misterio cuál embarcación y dónde estuvo localizada. Lo cierto es que la desgracia continúa. Entre este domingo y ayer, más de 30 toneladas de esa materia primera fueron recogidas en un balneario de Pernambuco y en otro de Bahía.

La “mancha” llegó a los paraísos más frecuentados del Nordeste. Es el caso de Porto de Galinhas, la Playa de Suape y el Cabo de Santo Agostinho, en el litoral sur de Pernambuco. Pero los manchones negros aparecieron en Alagoas, en Río Grade del Norte, en Ceará, Piauí, Maranhao y Sergipe. Los dueños de posadas, quienes trabajan en turismo y los pescadores de la región, están muy atemorizados. Saben que la próxima temporada veraniega, que ya se aproxima, puede resultar un fiasco. Ellos reciben, y viven, del turismo nacional pero también del extranjero. Es que esas maravillosas arenas blancas, con ese mar azul y tranquilo, nada tienen que envidiar a los balnearios del Caribe.

En Pernambuco (cuya capital es Recife) el miedo se propaga no solo entre los vecinos sino en el propio gobierno de ese estado provincial. “Es el tercer día consecutivo que hemos conseguido retirar las manchas de altamar. Hoy avanzamos en la colecta de residuos porque el gobierno pudo contratar empresas para recoger el material”, declaró a la prensa el secretario de Medio Ambiente pernambucano José Bertotti. El funcionario provincial admitió que en varios locales “se observan enormes manchas negras en el mar. Y numerosos barriles de petróleo han llegado a la costa”.

¿El origen? Hasta ahora nadie pudo identificarlo. Entre tanto, mucho más al sur, las “manchas negras” ya se extendieron a Bahía. Ese estado está directamente conectado con el Sudeste brasileño, que comienza en Espíritu Santo, continúa en Río de Janeiro e incluye San Pablo y Paraná. ¿Será cuestión de días que el venenoso petróleo contaminen las fantásticas playas de la Costa Verde? Son esas que pueblan con una belleza tropical única el litoral fluminense y paulista, que los argentinos comenzaron a explorar hace un par de décadas.

Por ahora, el fenómeno se detuvo en el norte de Bahía. Y azota, con inclemencia, la región nordestina. Allí, entre ayer y hoy, centenas de voluntarios se sumaron a las filas de los técnicos brasileños que buscan desesperados contener esas horribles corrientes de petróleo. “Estamos en una región donde hay gran cantidad de arrecifes de corales, que son extremadamente sensibles a cualquier variación ambiental. Ese residuo (de crudo) que fluctúa y cubre los corales, acaba matando a todos. Habrá una enorme mortalidad entre organismos marinos invertebrados y las algas que habitan en esos arrecifes. Son decenas de tipos de animales afectados”, advirtió Mauro Maida, profesor del departamento de Oceanografía de la Universidad Federal de Pernambuco.

Para él, “no sólo se afecta la biodiversidad marina. Esa mortandad de especies marinas afectará los ingresos y la seguridad alimentaria de las poblaciones locales. No hay que olvidar que los arrecifes son el hogar, y la alimentación, de peces y crustáceos. Y todos conforman la fuente de sustentación de los pescadores de la región”. El experto mencionó entre las especies amenazadas el pulpo y la langosta.

Frente a la demanda de los gobiernos del Nordeste brasileño, el gobierno de Jair Bolsonaro decidió liberar recursos para ayudar a las provincias nordestinas a contener los estragos de esas manchas. Ese dinero será utilizado para la limpieza de las playas que sufren la catástrofe, y que están en estado de emergencia. También será destinado, en parte, para ayudar a los pescadores que sufren por la imposibilidad de realizar sus actividades.

Con todo, el gobierno de Bolsonaro no se libra de las críticas. Figuras del jet set brasileño, como la conocida actriz Sonia Braga, el humorista Whindersson Nunes y el artista plástico Vik Muniz, salieron a criticar la “inacción” oficial. “Los estados provinciales y los municipios están solos. Sino fuera por los voluntarios, no habría como contener los daños ambientales”,dijeron.

Y agregaron: “El ministerio de Medio Ambiente (del gobierno de Bolsonaro) está más preocupado en politizar la cuestión que en hacer algo para paliarla. Eso indica lo que el Nordeste representa para Bolsonaro”.


<< Anterior   Siguiente >>

Noticias

El productor considera cada vez más a los seguros en su gestión de riesgo

El BSE participó de la Expo Prado 2019. En la oportunidad, el Supervisor del Área Agronómica de la institución, Ing. Agr. Carlos Núñez ...

Leer más

Cambia el régimen de aporte al Banco de Seguros de las empresas rurales

A partir de una disposición de la nueva ley de seguros, desde 2020 la cobertura por accidentes pasará a ser una póliza individual por trabajador en funci&oa...

Leer más

La mancha de petróleo llegó a las paradisíacas playas de Brasil: ya contaminó 7.400 kilómetros de costas

El derrame de crudo de origen desconocido ya afecta a Porto de Galinhas, la Playa de Suape y el Cabo de Santo Agostinho, en el litoral sur de Pernambuco.  Tambié...

Leer más