El Seguro NGSdirecto


Estos son los seguros más peliculeros de Hollywood

Fecha de publicación: 27/04/2021 04:48:00 p.m.
Fuente: La Vanguardia (España)

Cuando la próxima madrugada se entreguen los Oscar probablemente nadie pensará en el papel fundamental que la industria del seguro tiene en el séptimo arte y en el mundo de la producción audiovisual. Y así debe ser. Sin embargo, lo cierto es que este pasado mes de julio, con el mundo paralizado por la Covid, muchos rodajes de cine y grabaciones de televisión estuvieron paralizados ante la negativa de las aseguradoras de correr con los riesgos derivados de la pandemia.

Poco a poco, la situación se fue normalizando, a base de extremar las medidas de seguridad y de incrementos en los presupuestos de entre el 10 y el 30%. Unos sobrecostes destinados, en su mayoría, a pruebas para detectar el virus y, en algunos casos, a reescribir los guiones para evitar situaciones potencialmente peligrosas.

Sin seguro, el acceso a la financiación, imprescindible en este negocio, es imposible. Las empresas especializadas en la gestión de avales para las producciones de cine y televisión vieron caer su actividad en más de un 80% el verano pasado. No faltaban proyectos, pero sí seguros.

Se asegura casi todo

Paralizar una gran producción cuesta más de 200.000 euros diarios

¿Qué se asegura en una película o en una serie? Pues casi todo. De entrada, los expertos en la materia destacan el concepto de Buen fin. Una póliza que ofrece coberturas que permitan que la producción avance frente a cualquier inconveniente que pueda surgir. Desde un accidente, la fuga de un miembro del reparto o cualquier otra circunstancia. La paralización del rodaje de una gran producción puede significar unas pérdidas diarias de más de 200.000 euros, según varios expertos.

Pero hay muchos seguros más, desde los de responsabilidad civil que protegen frente a daños causados a terceros y o las pólizas de accidentes. Los productores recurren también a las aseguradoras para cubrirse las espaldas en caso de litigios vinculados a la defensa de propiedad intelectual e, incluso, si hay fugas de información derivadas del incumplimiento de cláusulas de confidencialidad.

En la historia de Hollywood, se recuerda como el colmo de todas las desgracias el rodaje de El cuervo (1994). Su protagonista, Brandon Lee, hijo de Bruce Lee, murió en una secuencia al recibir un impacto de bala surgido de una pistola que debería haber disparado munición de fogueo. Además de este fallecimiento, en ese mismo rodaje un doble sufrió un grave accidente, dos operarios también resultaron heridos de consideración y un camión fue pasto de las llamas.

Un siniestro de récord

Lloyd’s pagó a Disney 47 millones por la muerte de Carrie Fisher

En el mundo de los seguros se da por hecho que una de las mejores maneras de fidelizar a un cliente es a través de satisfacer la indemnización tras un siniestro correctamente asegurado. Si es así, Disney debe ser un cliente fidelizado para muchos, muchos años. Esta compañía recibió 47 millones de euros tras la muerte de la actriz que interpretó a lo largo de su carrera el personaje de la mítica princesa Leia de la saga Star Wars. Disney decidió hacer tres películas más contando con miembros del reparto inicial, Fisher entre ellos. La actriz falleció de muerte natural antes de que se iniciara el rodaje de la tercera y ese fue el motivo de la indemnización millonaria abonada por la aseguradora Lloyd’s.

La relación entre los seguros y el cine es tan estrecha que compañías especializadas como Fireman’s Fund, con más de 150 años de historia y que hoy pertenece al Grupo Allianz, asesora a sus clientes en aspectos básicos de seguridad como escenas peligrosas. Sin embargo, no solo las productoras mantienen relación con las aseguradoras para obtener coberturas diversas ante situaciones de riesgo. Actores y actrices también buscan el apoyo de un seguro para proteger aspectos de su físico que consideran esenciales. Y no es una moda reciente, como se puede ver en esta relación:

Fred Astaire

El bailarín más célebre de la edad dorada de los grandes estudios de Hollywood aseguró sus magníficas piernas por 300.000 dólares en el apogeo de su carrera. Hoy la cifra podría parecer ridícula, pero en su momento era toda una extravagancia.

Elizabeth Taylor

La actriz británica que reinó durante décadas en el cine también quiso asegurar la parte de su físico que consideró más identificativa de su encanto: sus míticos ojos de un imposible color violeta. Su valor: un millón de dólares.

Bo Derek

A principios de los 80 se la consideró la mujer perfecta y así la lanzó su entonces marido John Derek, ex de Ursula Andress y Linda Evans. Su cuerpo escultural, más que sus dotes como actriz, le llevaron a protagonizar algunos éxitos de taquilla hoy ya olvidados. Su figura se aseguró por 1 millón de dólares.

Julia Roberts

La novia de américa durante la última década del siglo pasado ostenta un récord a la hora de asegurar partes de su anatomía en el universo de Hollywood. Roberts, ganadora de un Oscar, aseguró su sonrisa por 20 millones de dólares, aunque algunas fuentes elevan esa cantidad hasta los 30 millones.

Jennifer Aniston

La célebre Rachel de Friends también decidió asegurar una parte de su imagen, justo en los 90 cuando saltó a la fama por su papel en la serie protagonizada por seis amigos que conviven en un mismo edificio de Nueva York. Aniston decidió asegurarse … su melena por 1,5 millones de dólares.

Jennifer López

El caso de Jennifer López es peculiar, no tanto por la zona de su anatomía asegurada, sino porque existe una gran controversia sobre si ese seguro existe en realidad o forma parte de la leyenda que rodea a las grandes estrellas. Aunque no existe confirmación, diversas fuentes mantienen que JLO tiene aseguradas sus nalgas por una cifra entre los 3 y los 6 millones de dólares.

Angelina Jolie

La también ganadora de un premio Oscar y tres Globos de Oro, entre otros galardones, ha demostrado su versatilidad afrontando papeles diversos a lo largo de su carrera. Una de sus señas identificativas son sus labios y, para evitar males mayores, la actriz decidió asegurarlos por un millón de dólares. 


 

redes footer
Instagram Facebook Twitter Linkedin